Follow by Email

miércoles, 23 de julio de 2014

POR GAZA



Bailamos bajo las estrellas,
lejos de Jerusalén.
La redonda luna
pincela de plata
pieles oscuras.
Hoy, israelíes y palestinos
compartimos la misma canción,
lejos de la Tierra Santa.
Jerusalén ha perdido el rumbo.
Abandonamos la patria.
El sobrecogedor lamento
de nuestros hermanos
resuena en calles,
mezquitas, sinagogas y plazas.
Turbador grito
que remueve las arenas
 de los desiertos.
Bailamos abrazándonos
en una oración compartida
por los que mueren.
Fuera de nuestras fronteras.
 no tenemos odios ni metralla.
Lejos de Jerusalén
la luna nos sonríe
tejiendo la esperanza.
Copyright © Irel Faustina Bermejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario