Follow by Email

jueves, 24 de julio de 2014

CALIMA


La luna es una boca que ríe
en el cielo de Oriente Medio.

Los palestinos nos alejamos
del hogar y de la patria.
Lo perdimos todo.
Sólo el gran desierto
nos acoge y nos ampara.

Palestinos e israelitas,
retoños somos
de un mismo pueblo.

Hay calima.
Mujeres y hombres,
con niños en brazos,
partimos hacia Jordania
en la roja oscuridad
de la noche sagrada.

Pasamos junto a cuerpos
sin vida, ya sin sueños.
Estelas de sangre
riegan el largo camino
que siguen las aves
huyendo de las balas,
sin nido y sin ramas.

© IREL FAUSTINA BERMEJO

No hay comentarios:

Publicar un comentario