Follow by Email

lunes, 26 de agosto de 2013




Y el atardecer se llenaba de luz
cuando tú me miraste
y mi rostro se sonrojó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario