Follow by Email

lunes, 26 de agosto de 2013



El mar dibujaba el horizonte
en la quietud de la tarde.
Yo permanecí absorta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario